LiterAnime

Foro de literatura, anime y manga
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [RP] Casa Luna de Plata

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
AutorMensaje
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 3:58 am

Un par de semanas después, tras un largo y caluroso día, Nabi decide cerrar antes la oficina del alcalde. El sol había bajado un poco, y no le pareció buena idea encerrarse en la torre tan pronto. Pensó en qué podría hacer para pasar el tiempo. No le apetecía ir a la taberna. Le fue comentando a Asmodeus, hasta que le sugirió algo.
- Nabi, eres bruja. ¿Por qué no aprendes a volar en escoba?
- Tienes razón. Eso lo he pospuesto demasiado. Es un tópico que tienen los aldeanos, así que no está de más usarlo en mí.

Lo primero que hizo fue buscar una escoba que no hubiera usado. Tenía un par de reserva, así que cogió la que le pareció más estable. Salió a su jardín, se aseguró de que no pasaba nadie por allí en ese momento y embrujó la escoba. Ahora se mantenía suspendida en horizontal, por lo que se sentó sobre ella para comprobar su estado. Enseguida se elevó, asustando a Nabi.
- ¡Eeeh, quieta! ¡Asmoo, te voy a matar por darme estas ideas!
El gato se subió al extremo del palo.
- Oh, vamos. Disfruta del paseo.

La joven respiró hondo, y pensó en su lugar favorito. La escoba se puso en marcha y la llevó en un suave paseo, en el cual no habló. Al llegar, descendió lentamente, hasta que sus pies tocaron el suelo. Cogió la escoba y la apoyó contra un árbol, para que nadie viera que estaba encantada. Seguido, se sentó bajo el árbol, apoyando la espalda contra el tronco.
- Aquí se está mejor. Menos calor.
- Sí, pero ya ha atardecido, así que se estará bien en todas partes.
- Pero aquí el viento es diferente. Me gusta por lo tranquilo que es.
- Sí, lo sé.

Estuvieron allí hasta que oscureció. Se levantó y volvió a sentarse sobre la escoba, llendo a la misma velocidad que a la ida, pese a los intentos del gato porque fuese más rápido.
- Poco a poco gato. Déjame tenerle confianza a la escoba. Además, es de noche ya y apenas veo.
Descendió en un callejón apartado y fue andando hasta su casa. Pasó por el mercado y compró un poco de tela. Cuando llegó a la puerta, ató un lazo en la escoba para distinguirla y la guardó con el resto.

Le rugió la tripa, por lo que fue a la cocina a hacerse la cena.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 3:59 am

Al servirse un plato para ella y luego otro para Asmodeus, la joven cenó en silencio, sumida en sus pensamientos. Hacía mucho que no veía a Miguel, y los sentimientos que tenía por él estaban moribundos. Antes de que se transformara en odio, tomó la decisión de terminar la relación. Suspiró. ¿Por qué siempre le pasaba lo mismo con los chicos con los que salía? Pensó que sería mejor no darle vueltas y terminó la cena apresuradamente.

Cuando terminó de limpiar lo ensuciado, salió a buscar a Miguel. No lo encontró en el molino, y tampoco en su casa. Se pasó por las tabernas, con el mismo resultado. Entonces, volvió a su casa, donde se encontró a su gato ya dormido, así que fue con sigilo a su escritorio y le escribió una carta relatándole su decisión. Volvió a salir y la pasó por debajo de la puerta de su ahora exnovio.

Como no le apetecía irse a dormir, volvió a coger su escoba y decidió practicar el vuelo, ahora más tranquila por estar sola.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 3:59 am

Pasaron los días, las semanas, hasta que llegó el primer mes de soltería. La bruja se encontraba muy aburrida. Tanto era así que se pasaba las noches atendiendo las cosas de la alcaldía, después iba a la taberna a beber y de ahí, a su casa a dormir durante el día.

Miró el calendario, y se dio cuenta de que esa noche iba a ser especial. Además de que no le apetecía repetir el patrón que llevaba siguiendo así que, cuando volvió a casa, se desvió hacia sus maizales. Allí, se internó en ellos y se ajustó el chal que llevaba encima.
- ¿Hoy no vas a beber?
- No me apetece mucho. Quiero calma, y perderme en mi mente.
- ¿Eso no será malo? Mira que igual matas a alguien.
- Como no sea de aburrimiento...

Se tumbó sobre la tierra y se quedó mirando las estrellas.
- Asmo, ¿no te parecen preciosas?
- Apenas veo unos puntos sobre negro. ¿En serio esto te gusta?
- Que poco entiendes sobre la belleza de la vida, mi pequeño amigo gatuno.
- Lo esencial para vivir, bruja.
- ¡Mira! La primera estrella fugaz.
Cerró los ojos y frunció un poco el ceño.
- ¿Se puede saber qué haces?
- Pido un deseo. Cada vez que se ve una estrella fugaz, es normal pedir un deseo, porque se cumplen.- dijo mientras abría los ojos.
- ¿Y de verdad crees que se cumplirá?
- Eso espero. ¡Oh, otra!- volvió a cerrar los ojos.
- ¿Qué has pedido?
- Si te lo digo, no se cumplirá.
- Eso es una tontería de los humanos.
- Lo que tú digas, Asmo.

Estuvieron varios minutos en silencio. La joven se quedó con la mirada fija en las estrellas, absorta en sus pensamientos. De pronto, la tierra alrededor de la joven comenzó a brillar y, casi al momento, crecieron flores.
- ¡Nabi, Nabi!
El gato la zarandeaba, pero ella no se movía. Desesperado, le mordió en el brazo.
- ¡Au, Asmo! Evil or Very Mad
Tras salir del trance, las flores se secaron inmediatamente. Se medio incorporó y tocó una, mirándola incrédula.
- ¿Qué demonios ha pasado?
- Te quedaste como una muerta, el suelo empezó a brillar y salieron estas flores. Traté de que me hicieras caso, pero no te movías. Así que sólo se me ocurrió darte el mordisco.
- Ya veo.
Frunció los labios pero no dijo nada. Volvió a tumbarse.
- No me des otro susto como el de ahora.
- No, no lo haré.

Comenzó a sentirse agotada, y se le cerraron los ojos mientras volvía a mirar las estrellas.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 7:13 am

Su periodo en el Consejo de Castilla como Almirante llegaba a su fin, por lo que tenía menos trasiego de papeles y responsabilidades. Por ello, esa tarde sin nada que hacer, se dedicó primeramente a plasmar un pequeño boceto de un trabajo de carpintería que tenía en mente y tras ello se puso a ordenar un poco su casa, pues apenas había parado en ella últimamente salvo para comer, dormir y quedarlo todo patas arriba y en esto último tenía buena parte de culpa también Centinela.

Mientras ordenaba la estancia de su casa que usaba como biblioteca, al apartar un libro observó que había otro en el fondo, detrás de los demás.
- ¿Y este libro? – se preguntó intrigado

Quitó dos o tres más y lo sacó. De inmediato recordó que libro era. Se lo había llevado con él junto a otras cosas tras el abandono del monasterio en el que se crió. No sabía de qué era el libro ni a quién perteneció pero intuía que era importante y valioso. Tampoco entendía nada de lo que tenía puesto y estaba entre algunos objetos que pertenecieron a su mentor y él no guardaba nada porque si.
Lo ojeó, era un libro bastante viejo y se preguntaba de nuevo de que podría tratar todo lo que veía allí escrito, pues distaba mucho de ser el relato de alguna historia caballeresca o alguna epopeya griega. Más bien parecían diversas instrucciones para realizar cosas extrañas o remedios medicinales. O esa impresión daba.

De pronto le vino una idea.
- ¡Creo que sé a quién le podría interesar! ¡Ahora mismo se lo llevaré!
Ya era casi de noche por lo que se cambió rápidamente, dio algo de comer a Centinela, al que quedó en casa, cogió el libro con cuidado, lo metió en su alforja y salió raudo a la calle.

Se dirigió a casa de Nabi, que vivía muy cerca. A ella quizás sí que pudiera interesarle. Al llegar tocó la puerta, pero nadie respondió a la llamada ni parecía que hubiera nadie dentro.
- Bueno ¿y ahora qué? Quizás debería volver mañana mejor…- pensó.
Una señora pasaba por allí y se dirigió a él.
- Si estás buscando a la bruja, y no quiero saber para qué, hace rato que la vi marcharse en dirección a sus campos, donde suele ir siempre.
- Muchas gracias, señora – le dijo amablemente.
La mujer se alejó pero al mismo tiempo no le quitaba ojo de encima al alguacil.
- Que cotilla es la gente…Pues nada, voy a ver si la encuentro y sino para otro día – se dijo para sí mismo.

Sabía donde quedaban sus maizales por lo que se encaminó hacia ellos. Ya empezaba a verse poco, pero había la suficiente luz como para no perderse por el camino.
Llegó a los campos de maíz pero no vio a nadie por allí. Estaba decidido a dar media vuelta y marcharse a casa cuando de repente un brillo extraño que emergió del otro lado del campo, de entre el maizal, llamó su atención.
- ¿Qué habrá sido eso? – pensó mientras observaba aquello incrédulo –. Me acercaré a ver que ha sido.
Dio un pequeño rodeo y se metió en el maizal hacia la zona donde más o menos había visto aquello.

Había salido de casa con una camisa bastante fuerte que le cubría los brazos, lo cual agradeció pues en esa época las hojas de las plantas de maíz hacen pequeños cortes que después provocan picor.
Siguió abriéndose paso poco a poco y a ciegas, apenas veía ya nada, hasta que justo llegó a una pequeña zona despejada en el centro del maizal, con las flores extrañamente secas, y allí vio a Asmodeus y a Nabi junto a este tumbada en el suelo, la cual parecía no moverse. Se acercó rápidamente junto a ambos soltando a un lado su alforja con la mano derecha.
-¿Le sucede algo, Asmodeus? - preguntó preocupado- ¡Dime que está bien!
Tomó una mano de la joven y la puso entra las dos suyas mientras la miraba.
- ¡Nabi! ¡Nabi!, ¿estás bien? ¡Despierta!

De momento seguía sin responder.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 11:54 am

Asmodeus. escribió:
El gato no pudo hacer más que relatarle lo sucedido al alguacil.
- Lo último que hizo fue quedarse aquí dormida. La magia esa extraña la ha dejado agotada. No entiendo exactamente que ha pasado, pero pensé que se iba a morir.

Le vio la cara de preocupación.
- Tranquilo, que no le ha sucedido nada. O al menos nada que no le pueda reparar el sueño. La habría despertado de nuevo para llevarla a casa, pero soy pequeño para encargarme de ella.
Comenzó a limpiarse, ya que comenzaba a notarse sucio.

_________________

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 11:56 am

- ¡Nabi! ¡Nabi!, ¿estás bien? ¡Despierta!
La joven abrió los ojos con pereza.
- Buenas noches, Koal- dijo con voz somnolienta.
Miró a su alrededor, algo desorientada.
- Vaya... parece que me quedé aquí dormida. Será mejor que vuelva a casa.

Se levantó despacio, temblándole las piernas.
- Nos vemos mañana, hoy no puedo con mi vida.
Chasqueó los dedos para desaparecer mágicamente y... no sucedió nada. Repitió unas cuantas veces, todas fallidas.
- ¿Qué demonios...?- farfulló.
Al ver la cara de Lordkoal, le explicó.
- Algo le pasa a mi magia. Debería haber aparecido en mi casa, y aquí sigo. Tendré que ir andando. Pero voy a necesitar apoyarme en ti, apenas puedo sostenerme.

Cuando Lordkoal se levantó, Nabi se apoyó en sus hombros y comenzó a andar hacia su casa. Comenzó a hablar para no dormirse por el camino.
- Y dime Koal, ¿qué te trae por mis maizales? Porque a la hora que debe ser, tendrías que estar en casa.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Dom Mar 23, 2014 11:33 pm

Nabi despertó al fin, estaba bien aunque confusa. Soltó su mano de las dos del alguacil y se puso de pie con dificultad, parecía visiblemente agotada. Intentó marcharse mágicamente, pero algo falló y permanecía aún allí.
Al ver esto, Lordkoal arqueó las cejas a modo de incredulidad y preguntándose qué sucedía.
- Algo le pasa a mi magia. Debería haber aparecido en mi casa, y aquí sigo. Tendré que ir andando. Pero voy a necesitar apoyarme en ti, apenas puedo sostenerme.
- Si, por supuesto.

Se levantó también del suelo, tomó su alforja y se acercó a la joven para que se apoyara en él. Ella puso su brazo sobre sus hombros y el tendió el suyo por su espalda para sujetarla y juntos regresaron a Soria.
- Y dime Koal, ¿qué te trae por mis maizales? Porque a la hora que debe ser, tendrías que estar en casa.
El joven iba mirando por donde caminaban, porque era luna nueva y realmente no se veía ya casi nada.
- Pues estuve toda la tarde ordenando mi casa, que la tenía para pegarla fuego y construirla de nuevo, y encontré algo que quería mostrarte – dijo mientras tocaba su alforja con la mano libre -. Fui a tu casa y al no haber nadie me iba a marchar, pero me indicaron que te habían visto venir hacia aquí y opté por buscarte. Tampoco tenía nada más que hacer la verdad y me preguntaba qué hacía la chica más guapa de Soria sola por ahí a esas horas.
Le dedicó una sonrisa a la joven.

Notó que ella le miraba, pero él no podía apartar mucho la vista del camino para no tropezarse ambos.
- Fue entonces aquí cuando vi un extraño brillo en medio de tu maizal y me acerqué a investigar que era y os encontré a ambos, a ti tirada en el suelo y me asusté al verte así, y hasta este momento.

Con el susto inicial apenas se había dado cuenta de que llevaba apoyado sobre él a la joven a la que había desvelado sus sentimientos no hace mucho y no sabía cómo reaccionar entonces. Podía sentirla junto a él, así como oler la maravillosa fragancia que emanaba de su cabello.
- Hueles muy bien ¿lo sabes? – le dijo con cierta timidez - Mira que querer marcharte rápidamente y dejarme allí sólo y preocupado después de buscarte...Además me habría perdido este agradable rato en tu compañía.

Apartó la mirada un momento del camino para mirarla.
- Si te encuentras mal y quieres que paremos, dímelo.

Continuaron su camino hasta Soria.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:15 am

- Fui a tu casa y al no haber nadie me iba a marchar, pero me indicaron que te habían visto venir hacia aquí y opté por buscarte. Tampoco tenía nada más que hacer la verdad y me preguntaba qué hacía la chica más guapa de Soria sola por ahí a esas horas.
Nabi se sonrojó, y agradeció interiormente que estuviera tan oscuro.

- Fue entonces aquí cuando vi un extraño brillo en medio de tu maizal y me acerqué a investigar que era y os encontré a ambos, a ti tirada en el suelo y me asusté al verte así, y hasta este momento.
- Siento haberte asustado, pero me encontraba, y me encuentro, bastante agotada. No entiendo por qué, si hace un rato estaba bien. Es como cuando has estado mucho sin comer y has hecho un gran esfuerzo.

Estuvieron un rato caminando en silencio. Aunque estaba cansada, se sentía muy a gusto. Hacía rato que Asmodeus se había adelantado, y ya no lo veía.
- Hueles muy bien ¿lo sabes?
Notó el titubeo de su voz, a la vez que ella se ponía aún más roja.
- Gracias.
- Mira que querer marcharte rápidamente y dejarme allí sólo y preocupado después de buscarte...Además me habría perdido este agradable rato en tu compañía.
- Lo siento, no me encuentro muy bien.
- Si te encuentras mal y quieres que paremos, dímelo.
La joven negó.
- Si nos paramos, será peor, así que adelante.

Divisó la muralla, y sonrió.
- ¿Sabes? De no ser por este extraño cansancio, no me importaría que el camino fuese infinito.
Caminaron hasta su calle. Ya en la puerta de su casa, la bruja se giró.
- Muchas gracias por todo, Koal. Me gustaría hablar más tiempo contigo...- se interrumpió para señalar el cielo-... pero es tardísimo y necesito dormir. Que duermas bien.
Subió a su habitación todo lo rápido que pudo seguida por el gato, y sólo pudo quitarse las botas. Se tumbó y se escurrió bajo una manta, quedándose dormida al poco rato.

A la mañana siguiente, se encontraba más descansada, pero aún mareada. Miró por la ventana, y descubrió que aún no había amanecido. Se levantó y anduvo descalza por la casa, recordando lo sucedido en la noche anterior.
- Espero que haya sido un mal sueño- dijo para sí.
Intentó hacer aparecer en su mano una manzana, pero nada ocurrió, igual que la noche anterior. El mareo se le incrementó ligeramente, lo que la irritó. Fue dando zancadas hasta la torre y se puso a buscar en sus libros qué le sucedía.

Unas horas después, y tras varios intentos frustrados de intentar hacer magia, la bruja tiró un libro al suelo, enfadada.
- ¡Maldición! ¿Qué le sucede a mi magia?
Se notaba sudorosa, así que se palpó la frente y se despejaron sus sospechas: estaba subiéndole la fiebre.

Cogió un par de libros y se volvió a la casa, donde cogió un vaso de agua y bebió un trago antes de seguir investigando.
- Nabi, ¿por qué no lo dejas ya?
Se sobresaltó.
- ¿Cuánto tiempo llevas ahí?
- Sólo un rato. Pero responde.
- Porque esto es importante. Mi magia es parte de mí.
- Pero así serías una chica normal. ¿No es lo que querías?
- ¿Cuándo he dicho yo tal sandez?
- Se notaba en tu voz cuando relatabas tu historia, y cuando le dijiste aquello al alguacil: "Ser bruja es una carga muy pesada"- dijo imitándola.
- La cual llevo con gusto. Quiero mis poderes de vuelta.
- Te queda mejor ser normal. Se te vería incluso más feliz.
La joven, entre la fiebre que sentía y los mareos, estalló.
- ¿Y TÚ QUÉ SABES? ¡YO SÓLO QUIERO VOLVER A MI NORMALIDAD. SIN MIS PODERES NO SOY NADA!

De pronto, todos los cristales se rompieron, incluyendo el del vaso, haciendo que ésta se derramara. Sopló un viento fuerte y el fuego se encendió en la chimenea por unos segundos, a pesar de que no había leña. Ambos se quedaron mudos, mirándose.
- ¿Qué... qué... demonios fue eso?
- Bruja, usa tu magia.
- Si no puedo...
- Inténtalo- la cortó.
Resopló, aún enfadada, y movió la mano primero de arriba a abajo, haciendo que se moviera un jarrón, y después la movió de izquierda a derecha, desplazando el jarrón en la misma dirección. Volvió a posarlo con cuidado y rió, feliz de recuperar sus poderes.

Se dio cuenta de que los mareos y la fiebre habían remitido. Se miró al espejo y el reflejo le devolvió a una chica despeinada, sudada y más pálida de lo habitual.
- Asmo, voy a darme un baño. Si viene alguien, que no te vea y me dices quién es.
- ¿Qué pasa con este estropicio?
- Ya lo arreglaré después.
Dicho esto, volvió a su habitación, cogió ropas limpias y, cuando ya estuvo de vuelta, llenó la tina. Al meterse en el agua, la notó muy fría, por lo que usó un poco de su magia para que se calentase un poco.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:16 am

- Muchas gracias por todo, Koal. Me gustaría hablar más tiempo contigo... pero es tardísimo y necesito dormir. Que duermas bien.
- Igualmente, repón fuerzas. Un placer traerte hasta aquí.
Se despidió de la joven besándole la mano y se marchó.

Volviendo a su casa se dio cuenta de que no le había dado el libro que llevaba en su alforja.
- Bueno, mañana me acercaré de nuevo y se lo daré – pensó.

Al entrar en su casa observó que Centinela ya dormía, pero se despertó al escucharle y fue a olisquearle.
- ¡Estate quieto Centinela!, deja de babosearme las botas.
El alguacil tenía hambre y para calmarla se acercó a su despensa y comió lo primero que vio, un cacho de pan algo seco ya y un trozo de queso de oveja de un sabor bastante fuerte. Tras ello y sin mucho más que hacer marchó a dormir.


Esa mañana se despertó algo tarde, aunque no importaba, no tenía ningún compromiso que cumplir ni ninguna responsabilidad de la que ocuparse. Se dedicó por completo a terminar de ordenar lo que había empezado la tarde antes y después a trabajar en su taller diseñando nuevos bocetos para objetos de su carpintería.
- Que bien me está quedando esto. ¿Que te parece Centinela?
Le enseñó el boceto a su cachorro, que le miraba con cara de absoluta indiferencia.

Cuando terminó se dirigió a hacerse algo de comer en condiciones. Se había levantado tarde y no quiso comer nada entonces además de que la noche antes cenó poco y mal. Tenía decidida que comida se prepararía, una receta que le enseñaron en el monasterio los monjes, un estofado riquísimo con la carne de cerdo que había comprado hacía dos días en el mercado y que tenía conservada en sal en su despensa.

La comida fue copiosa y abundante, le sobró bastante para otra vez, quizás para cenar o para el día siguiente. A Centinela le dió las sobras y un trozo pan.
- No me mires así, no te voy a mal acostumbrar con buena comida todos los días - le dijo al cachorro hablando solo como si este le entendiera algo.
Se echó para atrás en su silla, desperezándose.
- Bueno, y ¿ahora que? Si me tumbó me quedaré dormido. Casi mejor que voy ahora a llevarle el libro a Nabi.
Ya se había hecho algo tarde, pues preparar el estofado le llevó su tiempo.

No había querido molestarla por la mañana pues a buen seguro estaría descansando de lo sucedido el día antes. Tras terminar de limpiar la mesa tras la comida, tomó nuevamente su alforja colgada al cuello y el libro dentro de la misma y salió a la calle.
Cuando llegó junto a la casa de la joven, le extrañó ver un cristal roto y algún otro más también quebrado. Se acercó a mirar por curiosidad. Al estar los pedazos en la calle, sea lo que fuere que causara aquello había sido desde el interior. De repente una voz llamó su atención desde el otro lado de la calle.
- Esa bruja ha hecho antes alguna de la suyas. He visto con mis ojos como estallaban esos cristales – le espetó al alguacil.
Era la mujer que la tarde antes le indicó donde había ido, nuevamente metiéndose donde no la llamaban. Ya empezaba a molestarle sus intromisiones.
- Y por lo que veo usted directamente lo que hace es estar pendiente de ella todo el día. ¡Ocúpese de sus asuntos y deje de entrometerse!
El alguacil le echó una mirada con rabia que inmediatamente hizo marcharse a aquella cotilla. Aunque seguro que no se iría muy lejos…

Tras esto se dirigió a la puerta y tocó tres pequeños golpes esperando respuesta. De nuevo nadie parecía responder, pero era raro que se hubiera marchado, por lo que esperó un poco más y tocó de nuevo tres veces.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:16 am

--Asmodeus. escribió:
El gato ve que el alguacil se acerca con un libro en las manos. "Está rondando mucho a la bruja, ya veremos si sus intenciones son buenas".

Lo vio llamar a la puerta, y fue a avisar a la joven desde el otro lado de la puerta.
- Nabi, vino el alguacil.
- Dile que entre y llévalo al salón, que se ponga cómodo. Ya casi estoy.
- Está bien, pero no tardes. Sabes que no me gusta.
Obtuvo un resoplido como respuesta, así que decidió hacer caso a su dueña.

Oyó cómo volvía a tocar la puerta, así que se asomó por una de las ventanas rotas.
- Koal, entra que está abierto.
En cuanto pasó, el gato obedeció las instrucciones de la bruja.
- Nabi ahora viene. Me dijo que la esperaras aquí y que te pusieras cómodo. Recuérdale que arregle las ventanas.

En cuanto lo dejó instalado, Asmodeus salió por la ventana por la que se había asomado antes a darse una vuelta por ahí.
_________________

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:16 am

La bruja se sentía mejor que nunca tras haber recobrado su magia. Estaba ensimismada en sus pensamientos cuando una voz la hizo volver a la realidad:
- Nabi, vino el alguacil.
Puso cara extrañada, "¿qué hará aquí?", se preguntó.
- Dile que entre y llévalo al salón, que se ponga cómodo. Ya casi estoy.
- Está bien, pero no tardes. Sabes que no me gusta.
Resopló, tratando de aguantar un comentario. Sabía que Asmodeus no tragaba a Koal, pero no hacía falta que se lo recordara a cada segundo.

Se levantó, se escurrió el pelo y salió del agua. Se secó con rapidez, la misma que usó para vestirse. Secó y desenredó su pelo como pudo, hizo que la tina se vaciara mágicamente y salió hacia donde estaba el alguacil.
- Hola Koal. No me esperaba tu grata visita hoy. Quiero agradecerte de nuevo lo que hiciste ayer por mí. Ui, que descortés soy, ¿quieres tomar algo?

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:16 am

Al fin obtuvo respuesta.
- Koal, entra que está abierto.

Era Asmodeus, se había asomado por uno de los cristales rotos.
- Gracias Asmo.
El joven empujó la puerta y entró en la casa. Apenas la conocía ya que no había estado antes allí, por lo que se dejó guiar por el gato hasta un salón.
- Nabi ahora viene. Me dijo que la esperaras aquí y que te pusieras cómodo. Recuérdale que arregle las ventanas.
- Gracias, eso haré – respondió con amabilidad.

Asmodeus se marchó de inmediato volando, sin decir nada más.
Hizo caso y se acomodó en su asiento dejando a un lado la alforja, pero tampoco mucho pues podría empezar a entrarle sueño tras la abundante comida.
Mientras esperaba a Nabi, se distrajo curioseando con la mirada todo el salón, observando cada detalle del mismo. Al poco apareció la bruja y el joven se levantó para recibirla. Llegó retocándose el pelo, estaba preciosa y eso no le era indiferente al alguacil.
- Hola Koal. No me esperaba tu grata visita hoy. Quiero agradecerte de nuevo lo que hiciste ayer por mí. Ui, que descortés soy, ¿quieres tomar algo?
- ¿Agradecerme tu? Más bien debería agradecerte yo el haber estado ayer en tu compañía y poder ayudarte, y también que me recibas hoy aquí y me alegres la vista con tu presencia. Te veo mucho mejor que ayer desde luego, estás hermosa esta tarde. - le dijo tomando una de sus manos cortesmente -.- En cuanto a tu ofrecimiento, sí, me gustaría algo de beber, agua mismo, he comido bastante y me está entrando bastante sed.

Mientras ella se dirigía a por algo de beber le preguntó subiendo el tono de la voz para que le escuchara:
- Dime, ¿ya estás mejor de lo de ayer? ¿Pasastes buena noche? ¿Que fue lo que sucedió realmente?... Perdona tantas preguntas, pero me preocupastes.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:18 am

- Te veo mucho mejor que ayer desde luego, estás hermosa esta tarde.
Se sonrojó ligeramente.
- Gracias.
- En cuanto a tu ofrecimiento, sí, me gustaría algo de beber, agua mismo, he comido bastante y me está entrando bastante sed.
- Vale, ahora mismo te lo traigo. Y ahora que dices de comer...

Dejó la frase a medias, se levantó y fue a la cocina y puso en una bandeja una jarra con agua y dos vasos. Después buscó algo de comida para ella, aunque tenía poco hambre.
- Dime, ¿ya estás mejor de lo de ayer? ¿Pasastes buena noche? ¿Que fue lo que sucedió realmente?... Perdona tantas preguntas, pero me preocupastes.
- La verdad es que sí, me encuentro como nunca.

Regresó con la bandeja sirvió el agua y le tendió un vaso.
- Aquí tienes. Si te apetece uno de estos, siéntete libre para probarlos.
Cogió uno de los pasteles y le dio un mordisco. Pensó en cómo explicarle lo sucedido la noche anterior mientras tragaba.
- Lo que pasó anoche todavía no lo sé. Bueno, lo que sé es que tuvo que ver con la magia, pero no fue intencionado. Mis poderes quedaron inutilizados, y me sentí agotada, como si los hubiera estado usando todo el día. Ni siquiera pude volver a casa, como pudiste comprobar. Pero mira ahora.
Chasqueó los dedos y desapareció de su vista, para reaparecer justo detrás de él. Le tocó suave el hombro para que supiera dónde se encontraba y se volvió a sentar donde estaba.

- Pero esta mañana no mejoré. Me sentía mareada y mi magia seguía sin funcionar. Cuanto más lo intentaba, peor me ponía, así que consulté los libros que ves por aquí apilados. Incluso me llegó a subir la fiebre. Entre mi fustración y mi estado de salud, lo pagué con Asmo, quien no hacía más que decir que lo asimiliara, y tal fue mi enfado que estallaron los cristales. Fue como si mis poderes estuvieran bloqueados y mi ira fue el detonante para que volvieran a funcionar.
Se fijó en que aún estaban rotos, así que hizo un movimiento con la mano mientras murmuraba algunas palabras, haciendo que los cristales tirados se unieran a la ventana, como si no hubiera pasado nada.
- Ahora me siento como... como... a ver si lo explico bien. ¿Nunca te has despertado con tales fuerzas que te sientes capaz de todo y más? Pues más o menos así estoy.

La bruja terminó el pastelillo y bebió un sorbo de su vaso.
- Y por supuesto, cuando recobré mi magia, el mareo y la fiebre empezó a remitir. Mira, compruébalo.
Se inclinó hacia adelante para que pudiera tocarle la frente.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:18 am

Regresó con el agua, vasos y una bandeja llena de pasteles.
- Aquí tienes. Si te apetece uno de estos, siéntete libre para probarlos.
- Gracias, probaré uno, tienen una pinta excelente.
Bebió del vaso de agua y a continuación se inclinó hacia delante, tomó uno de los pasteles de la bandeja y lo probó.
- Lo que imaginaba, ¡buenísimos! ¿Los has hecho tú?
Estaba lleno de la comida, pero podría habérselos comido todos de lo buenos que estaban.

La joven continuó.
- Lo que pasó anoche todavía no lo sé. Bueno, lo que sé es que tuvo que ver con la magia, pero no fue intencionado. Mis poderes quedaron inutilizados, y me sentí agotada, como si los hubiera estado usando todo el día. Ni siquiera pude volver a casa, como pudiste comprobar. Pero mira ahora.
La bruja desapareció de su vista tras un chasquido de dedos y al momento sintió que alguien le tocaba en el hombro. Era ella que se había teletransportado ahí.
- Ya te veo, ya - le comentó tras girar la cabeza hacia donde le habían tocado el hombro y verla allí.
- Pero esta mañana no mejoré. Me sentía mareada y mi magia seguía sin funcionar. Cuanto más lo intentaba peor me ponía, así que consulté los libros que ves por aquí apilados. Incluso me llegó a subir la fiebre. Entre mi frustración y mi estado de salud, lo pagué con Asmo, quien no hacía más que decir que lo asimilara, y tal fue mi enfado que estallaron los cristales. Fue como si mis poderes estuvieran bloqueados y mi ira fue el detonante para que volvieran a funcionar.
- Ahora entiendo lo de los cristales rotos…Por cierto, Asmo me dijo que te recordara que los…
No terminó la frase y ella ya los estaba reparando con algún hechizo. Quedaron como si nada hubiera pasado.

- (...) Y por supuesto, cuando recobré mi magia, el mareo y la fiebre empezó a remitir. Mira, compruébalo.
Extendió el brazó y tocó su frente con la mano.
- No, fiebre al menos ya no tienes – le dijo sonriente.

Se terminó el pastel y bebió de nuevo el agua que le quedaba en el vaso.
- Te preguntarás a qué he venido. Obviamente lo primero a verte y ver que tal estabas después de lo de ayer, pero además quería traerte esto...
Nabi abrió los ojos como platos para observar atenta que la había traido el alguacil. Este, acercó la alforja que había dejado a un lado y sacó el antiguo libro de ella poniéndolo entre sus dos piernas y abriéndolo por la mitad. Mientras tanto, lo ojeaba para mostrárselo.
- Este libro lo saqué del monasterio en el que me criaron cuando fue abandonado. Lo guardaba celosamente mi mentor en sus dependencias y bajo llave. No sé qué clase de libro es porque no entiendo nada de lo que hay escrito en él, pero sí que puedo suponer que a ti te va a servir probablemente pues me da que algo tiene relacionado con la magia.
Cerró el libro soltando algo de polvo en el ambiente.
- Lo encontré ayer cuando ordenaba mi casa, ya ni recordaba que lo tenía por ahí. Y esto era lo que iba a traerte ayer por la tarde cuando sucedió todo lo demás. Te lo doy, es todo tuyo. Cógelo con cuidado que además de viejo pesa bastante.

Le acercó el libro a la joven.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:23 am

Volvió a incorporarse y se arrellanó en su sofá.
- Te preguntarás a qué he venido. Obviamente lo primero a verte y ver que tal estabas después de lo de ayer, pero además quería traerte esto...
Observó que le entregaba un libro de magia.
- Este libro lo saqué del monasterio en el que me criaron cuando fue abandonado. Lo guardaba celosamente mi mentor en sus dependencias y bajo llave. No sé qué clase de libro es porque no entiendo nada de lo que hay escrito en él, pero sí que puedo suponer que a ti te va a servir probablemente pues me da que algo tiene relacionado con la magia.
- No hace falta que lo jures, siento que tiene algo de magia.
- Lo encontré ayer cuando ordenaba mi casa, ya ni recordaba que lo tenía por ahí. Y esto era lo que iba a traerte ayer por la tarde cuando sucedió todo lo demás. Te lo doy, es todo tuyo. Cógelo con cuidado que además de viejo pesa bastante.

Cuando le acercó el libro, Nabi retrocedió.
- No puedo aceptarlo. Un libro así es muy valioso. Además, he recordado una vieja lección: hay que tener cuidado con los libros mágicos ajenos. Los brujos somos muy celosos con nuestros secretos mágicos. Ese libro bien podría tener una maldición o algo.
Al ver la insistencia del alguacil, la bruja suspiró.
- Lo acepto como préstamo, pero después volverá a tus manos. ¿Me harías el favor de colocarlo con esos libros que están desordenados? Te lo agradezco.

La joven se rascó la cabeza.
- Debería ir al ayuntamiento, pero es que no hay trabajo y ya dejé todo bien arreglado para mi sucesor, que espero que no tengas problemas con él. Que sepas que no se me olvida la celebración de mañana- sonrió.

De pronto, recordó algo que quería hacer.
- Koal, iba a volver a los maizales. Quiero volver a ver esas flores que salieron por mi magia, ahora que todavía es de día. Me encantaría que vinieras, pero te aviso de que te puedes aburrir.
Cogió algunas cosas que iba a necesitar, entre ellas uno de los libros que había sobre la mesa, con cuidado de no tocar el que le había "prestado" el alguacil, después se puso un chal que le cubriría los hombros y salió, acompañada.

Por el camino, le fue explicando el por qué de su interés.
- Verás, esas flores pudieran contener propiedades mágicas, aunque estén marchitas. Y ya que han salido por mi causa en mis tierras, me pertenecen por ese doble motivo.
Cuando llegaron, Nabi se inclinó al lado las flores y abrió el libro, el cual dejó a su lado. Al tocar una de las flores, revivió, lo que hizo que se echara atrás y tragara saliva.
- Nunca había visto tal magia.
Tocó el resto, y todas volvieron a tener su esplendor. Cuando fue a coger una, la tierra que la rodeaba se alzó ligeramente, ofreciéndosela.
- Increíble- miró al alguacil-. Para hacer cosas de estas, se requiere mucha experiencia, y saber muchos conjuros. En mi caso no se cumple, y tan sólo con desearlo pasan estas cosas.
Una repentina ráfaga movió las páginas del libro hasta que dio con una correcta. La bruja leyó:
- Quien haya establecido contacto con la madre tierra mediante los altos cielos, dominará los elementos. Será el señor de las estaciones, y podrá manejarlo todo a voluntad. La madre tierra le regala las flores de la sabiduría, las cuales tienen un poder no identificado, pues varía de una persona a otra. No obstante, nunca olvide: toda acción tiene su consecuencia. A continuación verá métodos para manejar cada elemento...- paró de leer y se miró las manos-. ¿En serio puedo manejar los elementos?

Todo aquello le resultó extraño. Decidió llevarse las flores y plantarlas en su casa más adelante. Se sacudió las manos, se levantó y volvió dando un paseo, explicándole a Koal lo que había pasado y lo que ello conllevaba. Al llegar a las murallas, ya estaba atardeciendo.
- Te tengo que dejar aquí. Voy a ir al mercado a comprar algunas macetas y plantaré las flores. Después, miraré antimaleficios para desencantar el libro, y miraré lo que está escrito. Cualquier cosa que descubra, te lo haré saber. Muchas gracias por acompañarme. Te veo mañana para la gran celebración.
Se despidió y fue rápida a los puestos de flores. En cuanto llegó a su casa, hizo tal y como le dijo al alguacil. Después, hizo algo de cenar para ella y el gato, el cual no había llegado aún. "Qué raro, ¿dónde estará?". Se encogió de hombros, ya que sabía que se las podía apañar él sólo. Después de cenar,se fue pronto a dormir y no tardó en quedarse dormida.

Al día siguiente, atendió sus quehaceres y, en los ratos libres, leía cómo deshacer la maldición del libro, del cual hizo varios intentos pero no sirvieron. Suspiró, dejándolo por imposible, y se arregló. Salió al porche y se sentó en el banco, esperando a que Koal la viniese a buscar.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:24 am

Al ofrecerle el libro, la joven lo rechazó pero el alguacil insistió en dárselo.
- Quédatelo, por favor, a mi no me sirve para nada y probablemente acabe perdiéndolo o peor aún, destrozándolo.
- Lo acepto como préstamo, pero después volverá a tus manos. ¿Me harías el favor de colocarlo con esos libros que están desordenados? Te lo agradezco.
El joven sonrió alegre tras aceptar la bruja el libro.
- Si, por supuesto ¿Dónde quieres que lo ponga? ¿Aquí? – dijo señalando al montón de libros.
Nabi afirmó con la cabeza.
- Vale, pues ahí te lo dejo.

El alguacil volvió a su asiento y tomó otro pastel de la bandeja.
- Menos mal que no tenía hambre – dijo con la boca medio llena y manchada del pastel – pero es que están muy buenos.
Se sirvió un poco de agua mientras la joven andaba pensativa.
- Debería ir al ayuntamiento, pero es que no hay trabajo y ya dejé todo bien arreglado para mi sucesor, que espero que no tengas problemas con él. Que sepas que no se me olvida la celebración de mañana.
- No, no se me olvida. Yo ya quedé libre hoy de cargos en el Consejo del Reino. Mañana lo celebraremos bien.

Terminó el pastel y dio un sorbo a su vaso para tragar mejor.
- Koal, iba a volver a los maizales. Quiero volver a ver esas flores que salieron por mi magia, ahora que todavía es de día. Me encantaría que vinieras, pero te aviso de que te puedes aburrir.
- ¿Aburrirme? Con tu sola compañía es imposible aburrirse. Claro que me encantará acompañarte.

Ambos se levantaron. Él tomó su alforja, ahora vacía, y fue hacia la puerta donde esperó a que ella terminara de prepararse y tras ello, marcharon juntos.
Por el camino ella le contó el porqué de su regreso al maizal y el interés por las flores que allí quedaron marchitas. Una vez llegaron y tras examinarlas, al tocarlas éstas revivieron para sorpresa tanto de la propia bruja como sobre todo del alguacil.
- Increíble. Para hacer cosas de estas, se requiere mucha experiencia, y saber muchos conjuros. En mi caso no se cumple, y tan sólo con desearlo pasan estas cosas.
- No sé qué decir, yo ahora mismo estoy patidifuso – miraba atónito.
La joven buscó en un libro que había llevado con ella mientras recitaba un texto.
- (…) ¿En serio puedo manejar los elementos?
- Bueno, en parte puede ser una prueba de que no sólo puedes quitar la vida o arruinar la de los demás con maldiciones que quizás existan o no, sino que también puedes darla - sonrió recordando viejas charlas de hacía unos días.

La joven recogió unas cuantas de aquellas flores y se las llevó consigo. Al acabar, el alguacil le extendió la mano para ayudarla a que se levantara y marcharon a Soria, donde llegaron ya al atardecer.
- Te tengo que dejar aquí. Voy a ir al mercado a comprar algunas macetas y plantaré las flores. Después, miraré anti maleficios para desencantar el libro, y miraré lo que está escrito. Cualquier cosa que descubra, te lo haré saber. Muchas gracias por acompañarme. Te veo mañana para la gran celebración.
- Acompañarte será siempre un inmenso placer – besó la mano de la joven - Mañana pasaré a buscarte a media tarde e iremos a la taberna.

El alguacil se despidió de la joven y regresó a su casa. Al llegar Centinela estaba tras la puerta esperándole, como casi siempre. No tenía nada preparado para cenar salvo lo que le sobró de la comida, pero apenas tenía hambre por los pasteles de esa tarde. Así pues, tomó un trozo de pan con carne seca y un vaso de vino, dio algo de comer a Centinela y marchó a dormir.

Al día siguiente se levantó al alba y marchó a su carpintería junto a Centinela, donde tenía que dejar listos unos encargos que encomendaría a sus dos aprendices. Después hizo tiempo en los trabajos del puerto y regresó a su casa para la comida.
Tras esta se dio un baño, se preparó y marchó a buscar a la joven, pero antes se desvió por otro lugar para hacer algo que tenía en mente...

No tardó mucho y al llegar ella le estaba esperando en el porche, sentada en un banco.
- ¡Estas preciosa, como siempre! Espero no haberte hecho esperar mucho tiempo. Me desvié un momento por otro camino para “saldar” una deuda.
El joven mostró lo que llevaba en el brazo que traía a la espalda, una pequeña flor.
- Se la acabo de quitar a una de tus vecinas cotillas. Creo que a ti te quedaría mejor aunque tampoco sé si este tipo de flores te gustan. Si me permites…
El alguacil se acercó para ponérsela en el cabello y como ella hizo un gesto de aprobación se la colocó.
- Así, quedó bien – sonrió -. Aunque no te hacía falta nada.

Miró a un lado y a otro de la calle viendo a que taberna ir, ambas quedaban cerca.
- Bueno, ¿vamos ya a celebrarlo? Mi opinión es ir a la Tasca de Numancia, ya que en la otra estuvimos hace unos días, pero lo que tú prefieras.
La joven aceptó y se encaminaron a la misma. Muy lejos no quedaba, de hecho estaba a cruzando una calle. Al entrar en la misma, aunque era media tarde ya, no había nadie presente y ambos se miraron.
- Mejor, más para nosotros dos y así no tenemos que invitar – rió a carcajadas recordando sus cargos públicos -. ¡Tabernero! Sírvenos dos jarras de cerveza bien fría, pero no dejes el barril muy lejos ehh.

Y así comenzaron a beber una tras otra a lo largo de la tarde…

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:24 am

Cuando vio al alguacil, la bruja se levantó y se acercó a él.
- ¡Estas preciosa, como siempre! Espero no haberte hecho esperar mucho tiempo. Me desvié un momento por otro camino para “saldar” una deuda.
Se ruborizó ligeramente. Estaba más acostumbrada a las miradas de odio y palabras duras, que al trato que le daba Koal. Al haber recalcado la palabra "saldar", su curiosidad pudo más que su timidez.
- No llevo mucho rato aquí. ¿De qué deuda hablas?

Vio la flor y sonrió maravillada.
- ¡Oh, es preciosa!
- Se la acabo de quitar a una de tus vecinas cotillas. Creo que a ti te quedaría mejor aunque tampoco sé si este tipo de flores te gustan. Si me permites…
- Me encanta. Y por supuesto.
Giró un poco la cabeza, dejando que le pusiera la flor en el pelo.
- Así, quedó bien -sonrió-. Aunque no te hacía falta nada.
- Aunque así fuera, a mí me gusta.

Le observó girarse, decidiendo a qué taberna ir.
- Por mí está bien a la taberna municipal.
Anduvieron hasta la misma, y allí comenzaron a beber un vaso tras otro de cerveza durante toda la tarde y parte de la noche, brindando por su recién estrenada libertad de cargos. Hasta que llegó un punto en que Nabi se negó a beber más.
- No pue*hips*do más. Voy *hips* a caer *hips* redonda *hips*como siga *hips* bebiendo más *hips*. Creo que es *hips* mejor que nos va*hips*yamos a casa.

Se fue tambaleando hasta la salida e intentó abrir la puerta. Estaba cerrada.
- ¡Eyy! ¡Nos dejaron *hips* encerrados! *hips*
Aporreó la puerta.
- Koal *hips*, ayúdame.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:25 am

- No pue*hips*do más. Voy *hips* a caer *hips* redonda *hips*como siga *hips* bebiendo más *hips*. Creo que es *hips* mejor que nos va*hips*yamos a casa.
- Estoy *hips* de acuerdo. La resaca mañ*hips* ana va a ser pequeña. Llamaré al*hips* tabernero para *hips* pagarle. ¡¡Tabernerooooo!! ¡¡Taaaa*hips* beerneroooo!!
Mientras llamaba al tabernero, el cual no aparecía, la joven se encaminó a la puerta, pero algo pasaba.
- ¡Eyy! ¡Nos dejaron *hips* encerrados! *hips*
- Koal *hips*, ayúdame.


Como el tabernero seguía sin venir se encaminó a la puerta como pudo, pues le daba todo vueltas y era difícil tomar un punto de referencia.
- ¿Cómo *hips* que nos dejaron *hips* encerrados? Déjame ver.
Probó también a intentar abrirla pero nada, estaba atascada.
- Intentaré *hips* otra cosa.
Apartó a la joven a un lado tan delicadamente como su estado le permitía. Tomó impulso y dio una patada a la puerta, pero esta no se abrió y por la inercia cayó al suelo de culo ante las risas de la bruja.
- Vaya caída *hips* – comentó riéndose de sí mismo también a carcajadas.

Estaría dolorido pero la embriaguez le impedía sentir absolutamente nada. Se incorporó con ayuda de la joven. Él pesaba más que ella y casi caen al suelo, pero ambos se agarraron y sólo la pared evitó que se cayeran de nuevo.
Quedó el alguacil contra la pared y la bruja frente a él agarrada, muy cerca. Era una situación incómoda. Estaban solos en la taberna, encerrados y tenía a la joven muy cerca en ese momento. Ya le había revelado hacía poco lo que sentía por ella y se le pasaron muchas cosas por la cabeza, y a pesar de su embriaguez tenía claro que no era el momento ni el lugar ni la situación para ello.

Tras unos instantes que parecieron eternos, el alguacil rompió el silencio.
- ¿Qué tal *hips* si nos sentamos y pensa*hips*mos qué hacer?
Se dirigieron ambos a la mesa más cercana y tomaron asiento.
- *hips* Antes de que se me olvide por*hips* completo. Mañana querría comen*hips*tarte algo por la tarde*hips* ¿te viene bien que vaya a buscarte? *hips*
Ante la respuesta afirmativa de la joven, tomó un tizón que vio junto a sus pies y se lo anotó en el brazo mientras ella miraba estufecta sin saber de inicio que iba a hacer con aquello.
- Así no se me olvi*hips*dará, aunque me han salido unas *hips*letras bastante deformes – se reía - Bueno, *hips*¿qué hacemos ahora para matar el tiempo? *hips*...Ahh, ahora que recuerdo, me dijiste que de qué deuda*hips* hablaba esta tarde. Muy sencillo, tienes una vecina muy entrometida*hips* que sigue todos tus movimientos. Las últimas veces que te visité siempre se metía *hips* en todo y decidí “tomar prestada” una de sus *hips* flores para que te la viera puesta.

Quedaron pensativos, y sino hacían nada pronto les empezaría a entrar sueño, fruto de la borrachera..
- Se me *hips* ocurre… ¿podrías usar *hips* alguno de tus conju*hips*ros para abrir la puerta mágicamente?*hips*
La joven afirmó aunque avisó de posibles consecuencias por su estado actual. Se preparó, lanzó el conjuro y….hasta ahí es todo lo que el alguacil recuerda.

A la mañana siguiente se despertó, o más bien le despertó el tabernero. Estaba tirado en el suelo de la taberna con un dolor de cabeza enorme, fruto de la resaca, y algún rasguño.
- Vamos gandul, arriba. Buena me la liasteis anoche – dijo el tabernero señalando la puerta.
- ¡¡Mi cabeza!!... No pegues esas voces y mucho menos se te ocurra volver a llamarme gandul - le amenazó con la mirada - No tengo la menor idea de quién hizo eso.
- Fue la bruja, anoche y tras destrozarla se marchó y tu quedastes aquí tirado. Me la vais a tener que pagar.
La puerta estaba completamente reventada, así como alguna que otra silla y mesa cercana. El alguacil no sabía que había pasado, no recordaba nada. Lo último que recordaba fue a la bruja realizando el conjuro para abrir la puerta pero nada más.
- No hace falta que te pongas así. De lo que pagamos anoche no te quejas nada. Ya te repararé la puerta si hace falta.
Le tiró sobre la mesa unos escudos con desprecio.
- Con eso tendrás para las mesas y sillas rotas.
Y se marchó a casa.

La resaca era importante. Tenía mucha sed y la cabeza le palpitaba bastante. Nada más llegar se tumbó en su cama boca abajo y con la cabeza hacia un lado entre sus brazos. En esa postura vio algo escrito en su brazo izquierdo.
- ¡Es verdad! Quedé en ir a buscar a Nabi. Bueno, menos mal que era a la tarde – pensó.
Y se quedó dormido.

No descansó mucho tiempo pues la jaqueca seguía haciendo de las suyas. Decidió prepararse, comer algo e ir a buscar a la bruja antes de tiempo para ver si tenía algo que le ayudara con la resaca. Necesitaba estar sereno esa tarde.
Buscó algo que tenía guardado, dejó a Centinela con comida y agua y marchó.

Al llegar llamó a la puerta y le abrió la bruja, que le invitó a pasar.
- Buenas tardes y discúlpame, sé que había quedado en venir algo después, pero tras lo de ayer tengo una jaqueca horrososa y quería saber si tienes algo para ayudarme con ella. De paso ¿tu recuerdas que sucedió anoche? Yo me desperté esta mañana tirado en el suelo de la taberna y no sé que pasó. Si no llega a ser por lo que me apunté en el brazo hasta se me olvida que tenía que venir. Creo que nos pasamos un poquito.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:27 am

Al haber dado la patada a la puerta, el alguacil perdió el equilibrio y se fue al suelo.
- Jajajajaja *hips*. ¿Estás *hips* bien? *hips* Jajajaja.
Intentó ayudarle a levantarse y casi se cae ella también. Se sentaron para pensar qué hacer, aunque en realidad la joven divagaba en su embriaguez.

- *hips* Antes de que se me olvide por*hips* completo. Mañana querría comen*hips*tarte algo por la tarde*hips* ¿te viene bien que vaya a buscarte? *hips*
- No *hips* tengo na*hips*da mejor que *hips* hacer, así que *hips* bien.
Le vio escribirse en el brazo.
- Así no se me olvi*hips*dará, aunque me han salido unas *hips*letras bastante deformes. Bueno, *hips*¿qué hacemos ahora para matar el tiempo? *hips*...Ahh, ahora que recuerdo, me dijiste que de qué deuda*hips* hablaba esta tarde. Muy sencillo, tienes una vecina muy entrometida*hips* que sigue todos tus movimientos. Las últimas veces que te visité siempre se metía *hips* en todo y decidí “tomar prestada” una de sus *hips* flores para que te la viera puesta.
- Jijijiji al*hips*gún día *hips* me encar*hips*garé de ella. Bue*hips*na vengan*hips*za.

Se quedaron unos minutos en silencio, en los cuales a la bruja se le cerraban los ojos. Los abrió de golpe al oír la voz de LordKoal.
- Se me *hips* ocurre… ¿podrías usar *hips* alguno de tus conju*hips*ros para abrir la puerta mágicamente?*hips*
- La du*hips*da ofen*hips*de. Es*hips*to está chupa*hips*do para una *hips* Mayfair.
No sabía cómo lo sabía, pero esas palabras ya habían sido dichas antes, aunque no por ella.

Al levantarse y girarse hacia la puerta, ella no se veía en la taberna, sino en otro lugar muy diferente. Creyó que la puerta era más grande y pesada de lo que en realidad era, así que empezó a formular un hechizo que hasta ahora desconocía, cerrando los ojos y juntando las manos. Los abrió en el momento en que finalizaba el mismo, proyectando su fuerza y empujando un poco las manos en el aire. Tal era la fuerza del hechizo que reventó la puerta, haciendo que ambos cayeran al suelo.

Cuando el polvo que había levantado se disipó, Nabi se intentó levantar, adolorida. Miró al alguacil, el cual estaba inconsciente. Se acercó a él y le zarandeó.
- Koal, Koal *hips*. ¿Estás *hips* bien?
Escuchó que su respiración era más lenta y vio que no estaba herido.
- Maldito, que susto me has dado. Ahí te quedas durmiendo.

Se levantó como pudo y, chasqueando los dedos, desapareció de la taberna para caer sobre su cama. Despertó al gato, quien estaba al otro lado de la cama hecho un ovillo.
- ¡Nabi!, no vuelvas a hacer eso.
- Jijijiji, perdón *hips*.
- Y para colmo, estás borracha. ¿Qué te ha pasado en el brazo? Tienes una asti...- el gato se calló al ver que la bruja ya se había dormido.

A la mañana siguiente, Nabi se levantó con un tremendo dolor de cabeza. Se llevó una mano a la misma y bajó las escaleras despacio. Desayunó una manzana y enseguida se puso a hacerse un remedio contra la resaca. Se fijó que tenía vendado un poco el brazo, pero las vendas se le estaban cayendo, así que antes de empezar con la poción, se la ajustó.

Tras mucho rato y tener que salir varias veces de la cocina, todas ellas cerrando la puerta tras de sí. Ese remedio era infalible, pero su olor era muy fuerte y apestoso, y más de una vez le estaba provocando arcadas. En cuanto lo terminó, se bebió una pequeña porción de golpe y seguido apoyó las manos fuertemente en la mesa y cerró los ojos, pasando el mal rato. Se tomó un vaso de agua, abrió la ventana y comenzó a guardar el resto de la poción en pequeños frascos. El gato se había ido a jugar al desván, por lo que tuvo tiempo para distraerse en sus pensamientos mientras estaba guardando el contenido.

Justo en ese momento, escuchó que llamaban a la puerta. Resultó que era LordKoal, así que lo llevó al salón.
- Buenas tardes y discúlpame, sé que había quedado en venir algo después, pero tras lo de ayer tengo una jaqueca horrososa y quería saber si tienes algo para ayudarme con ella. De paso ¿tu recuerdas que sucedió anoche? Yo me desperté esta mañana tirado en el suelo de la taberna y no sé que pasó. Si no llega a ser por lo que me apunté en el brazo hasta se me olvida que tenía que venir. Creo que nos pasamos un poquito.
- Buenas tardes, Koal. Ah, ¿pero habíamos quedado hoy? Ni me acordaba. Justo estaba guardando la poción en frascos. Ahora te doy una, dame un momento.

Fue de nuevo a la cocina y terminó de vaciar la olla, la cual puso a remojo. Llevó el frasco junto con un vaso de agua. Posó el vaso sobre la mesa y le acercó la poción.
- Toma. En cuanto abras ese tapón, no debes oler su contenido, ni aspirar por la boca aire antes de tomarlo, o no podrás beberlo. Te lo digo por experiencia, sabe horrible, pero es muy efectivo. Aún no he encontrado una forma de matar el olor.

Se tapó la nariz cuando LordKoal abrió el contenido.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:28 am

La joven le trajo un pequeño frasco junto a un vaso de agua.
- Toma. En cuanto abras ese tapón, no debes oler su contenido, ni aspirar por la boca aire antes de tomarlo, o no podrás beberlo. Te lo digo por experiencia, sabe horrible, pero es muy efectivo. Aún no he encontrado una forma de matar el olor.
- No me da mucha confianza, pero todo sea por quitarme el dolor de cabeza. Allá voy.

Abrió el tapón del frasquito y tal y como le dijo la bruja se lo bebió de un trago sin olerlo ni aspirarlo.
- ¡¡Puaggg!!
Fue lo único que alcanzó a decir antes de casi vomitar el contenido. Lo aguantó como pudo tapándose la boca con las manos. Su cara era un poema. Un sudor frío le recorrió toda la frente y fue a parar a la barbilla.
Al cabo de unos instantes todo cesó, excepto el mal sabor de boca.
- No quiero preguntar con qué clase de cosas has hecho eso, pero creo que un trozo de carne pútrida de varias semanas tiene mejor sabor - dijo con los ojos aún fuera de sus órbitas.
Se bebió el vaso de agua para quitar el mal sabor de boca y pidió otro más, que también se bebió entero.
- Bueno, al menos parece que el dolor de cabeza va cesando – comentó más relajado y sonriente.

Se quedó unos instantes relajado en su asiento mientras la bruja se llevaba el frasquito ya vacío y el agua. Al poco regresó.
- Muchas gracias por el “remedio” ese. La verdad que ya se va notando, apenas me duele la cabeza.
La joven se sentó frente a él
- Entonces, ¿qué fue lo que sucedió anoche? ¿como quedé tirado en el suelo de la taberna? La verdad que tengo ahí un vacío en la memoria que me gustaría llenar - rió a carcajadas.

Cuando la joven acabó de explicarle lo sucedido, miró por la ventana y vio que el sol ya se iba poniendo.
- ¿Salimos entonces ya a dar un paseo? Quiero llevarte a un sitio.

Se levantó y le tendió la mano para ayudarla a hacer lo mismo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:29 am

- Muchas gracias por el “remedio” ese. La verdad que ya se va notando, apenas me duele la cabeza.
- De nada. Me alegro de que estés mejor después de pasar este mal trago.

Se sentó, escrutándole con la mirada, comprobando que le hubiera hecho efecto.
- Entonces, ¿qué fue lo que sucedió anoche? ¿como quedé tirado en el suelo de la taberna? La verdad que tengo ahí un vacío en la memoria que me gustaría llenar.
- Claro, es sencillo. Verás, nos quedamos encerrados...
Y pasó a relatarle lo sucedido.

Cuando terminó, se reclinó sobre el sofá.
- ¿Salimos entonces ya a dar un paseo? Quiero llevarte a un sitio.
- ¿Ahora, que ya se va haciendo tarde?- se quedó extrañada-. Bueno, tampoco es que tenga mucho que hacer mañana.

Tomó su mano y se levantó. Al salir, notó el frío.
- Dame un momento, voy a por algo de abrigo.
Entró, cogió el chal que había dejado sobre su asiento y volvió a salir rauda, asegurándose de que la puerta quedase cerrada.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:29 am

Se encaminaron hacia el este, callejeando por Soria durante un tiempo mientras seguían hablando de lo sucedido el día antes. El alguacil la condujo fuera de los muros de Soria, junto al río Duero y cerca de la zona del vergel. Ya había atardecido pero el sol aún seguía en el horizonte. Era una zona arbolada, frecuentada por los críos en verano para sus baños matutinos y sus juegos mientras los padres trabajaban en el vergel. Pero en ese momento no había nadie.
- Bien, ya llegamos. - comentó alegre.

El joven se apoyó en un árbol mientras miraba el discurrir del agua en el río. Quedó un rato pensativo, muchos recuerdos le venían a la mente de aquel lugar, de su niñez.
- De niño me escapaba de mi mentor y venía por aquí a jugar, solía esconderme entre esos árboles para que no me encontrara – señaló detrás de ella – La verdad es que era un poco trasto jaja. Se cabreaba bastante conmigo y con razón, pero era como su hermano pequeño.
Se apartó de su árbol y se puso al lado de la bruja, volviéndo la mirada hacia ella.
- ¿Sabes por qué te he traído aquí?
La joven negó con la cabeza.
- En una de esas escapadas, mientras jugaba por esta zona una tarde como ahora, fue cuando vi a una joven. Iba por la otra orilla, caminando, y se la veía sonriente y a su aire. Era una joven hermosa, morena que irradiaba algo “mágico”. Ese mismo día me enamoré de esa jovencita a la que no conocía pero con la que coincidiría más veces poco después.
Tomó aire y suspiró.
- Esa joven eras tú, Nabi. El resto de la historia ya prácticamente la conoces.

Al cabo de un instante, se giró hacia la joven y poniéndose frente a ella tomó sus manos suave y delicadamente.
- Nabi, ya sabes lo que siento por ti. Por mucho que otros puedan decir, para mí siempre serás una de las personas más maravillosas que he conocido.
Miraba fijamente a sus ojos.
- Por ello, nada cambiará mis sentimientos y te aceptaré siempre como eres y como seas.
Soltó la mano izquierda de la joven y sacó de su bolsillo derecho algo que habia cogido de su casa esa tarde.
- Te ofrezco esto como prueba sino de mi amor, al menos que sea de mi amistad. Me haría inmensamente feliz que fueras mi pareja, pero entenderé cualquier decisión que tomes.

Continuó mirándola esperando su respuesta.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:30 am

Siguió al alguacil hasta el parque a las afueras de la villa. Escuchó atentamente el relato del alguacil, quien tenía recuerdos muy diferentes a los suyos.
- ¿Sabes por qué te he traído aquí?- dijo de pronto.
- La verdad es que no- dijo negando-. Hacía mucho que no venía.
- En una de esas escapadas, mientras jugaba por esta zona una tarde como ahora, fue cuando vi a una joven. Iba por la otra orilla, caminando, y se la veía sonriente y a su aire. Era una joven hermosa, morena que irradiaba algo “mágico”. Ese mismo día me enamoré de esa jovencita a la que no conocía pero con la que coincidiría más veces poco después. Esa joven eras tú, Nabi. El resto de la historia ya prácticamente la conoces.

Nabi asintió, sonrojada por los halagos.
- Ha pasado mucho tiempo desde ese día- musitó.
Enseguida tuvo a LordKoal enfrente de ella.
- Nabi, ya sabes lo que siento por ti. Por mucho que otros puedan decir, para mí siempre serás una de las personas más maravillosas que he conocido. Por ello, nada cambiará mis sentimientos y te aceptaré siempre como eres y como seas.
Sólo pudo sonreír ante aquellas palabras, haciendo que se sintiera mejor de lo que ya estaba.

Observó que iba sacando del bolsillo algo que estaba envuelto.
- Te ofrezco esto como prueba sino de mi amor, al menos que sea de mi amistad. Me haría inmensamente feliz que fueras mi pareja, pero entenderé cualquier decisión que tomes.
La bruja no tenía nada que decidir, pues su respuesta estaba clara desde hacía días. Buscar cualquier excusa para ir a su oficina cuando era alcaldesa, las charlas en la taberna, incluso cuando hablaron días atras sobre intentar algo. Todo ello acrecentó lo que la joven ya sentía.
- Sí, acepto ser tu pareja- dijo sonriendo ampliamente.
Abrió el contenido y se quedó boquiabierta.
- ¡Koal, esto ha debido costarte una fortuna!

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
LordKoal
Jefe literario
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 11/02/2014

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:30 am

- Sí, acepto ser tu pareja.
Se inclinó hacia ella y la besó apasionadamente. La joven le correspondió de la misma manera. Fueron unos instantes en los que para el alguacil el mundo se paró.

- ¡Koal, esto ha debido costarte una fortuna!
Le agarró delicadamente la barbilla.
- ¿Fortuna? El único tesoro de incalculable valor que yo veo aquí eres tú.

Quedaron mirándose el uno al otro.
- Déjame que te los ponga.
La joven se retiró los pendientes que tenía, giró la cabeza y se apartó el pelo para permitir al alguacil que le colocara los nuevos. Tomó uno a uno y se los puso. Lo hizo con mucho cuidado, para no hacerla daño.
- ¡Estás preciosa! Ahora no puedes verte pero te quedan muy bien.
La joven sonrió feliz y se abalanzó sobre el joven besándolo de nuevo.

Tras largo rato de charlas, besos y caminatas junto a la orilla del río, el sol dio paso a la luna y decidieron volver a Soria. Al llegar, se despidió de ella en la puerta de su casa besándola de nuevo tiernamente.
- ¡Que pases buena noche, preciosa!. Ya nos veremos mañana.

Volvió a su casa tras un día que guardaría en su memoria.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Nabi
Jefa literaria
avatar

Cantidad de envíos : 163
Fecha de inscripción : 25/09/2009
Localización : Perdida entre mis ideas...

MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   Lun Mar 24, 2014 4:30 am

Al anochecer, volvieron a Soria, despidiéndose frente a la casa de la bruja.
- ¡Que pases buena noche, preciosa!. Ya nos veremos mañana.
- Tú también. Descansa.
Le dio un beso de buenas noches y entró en su casa.

Puso un plato con leche al gato, quien había entrado con ella, y se fue a la cama. Pudo verse en el espejo con los pendientes, y su reflejo devolvía una sonrisa. Se preparó para dormir y, al poco de tumbarse, notó como el gato se tumbaba a su lado, así que le abrazó. Apenas pudo conciliar el sueño, sintiendo un nudo en el estómago, y no podía parar de recordar lo sucedido aquella tarde.

Cuando ya se cansó de dar vueltas en la cama, decidió levantarse y asomarse al balcón. Se quedó mirando a la lejanía. Giró la cara hacia la casa del alguacil y se le escapó una sonrisa. Ya que el sueño no la envolvía, decidió comenzar un nuevo día. Se cambió de ropa y se trenzó el pelo. Desayunó fuerte, cogió las cestas y se fue a recoger los maíces. Pero antes, escribió una nota:

Nabi escribió:
Espero que tengas un buen comienzo de día. Hoy me desperté más pronto que de costumbre, y decidí aprovechar la madrugada para recoger el maíz, ya que es la mejor hora.

Si necesitas cualquier cosa, estaré en mis campos toda la mañana.

Besos
Nabi

Salió de su casa, dejando a Asmodeus durmiendo. Dobló la nota y la coló debajo de la puerta. Fue a los campos, sacó una de las apiladas cestas y comenzó la labor de recolectar los maíces. Se sentía de muy buen humor a pesar del cansancio, tanto así, que se puso a tararear una canción, moviéndose enérgica entre las plantas.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://literanime.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [RP] Casa Luna de Plata   

Volver arriba Ir abajo
 
[RP] Casa Luna de Plata
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 8.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
 Temas similares
-
» [CERRADO] Luna de plata [Privado]
» Caballero de Plata de Lotus
» ¡Capturad al Hijo de la Luna! (0 cupos... si insiste alguien le abro)
» Historia de Mar del Plata
» Tutorial de Bienes Raices (Compra tu casa y remodelala) (VX)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LiterAnime :: Otros topics :: Rol :: Reinos Renacientes (RR)-
Cambiar a: